Menu

Blog

Noticias de última hora

nombres-apellidos

Los apellidos españoles, curiosidades

Los apellidos  españoles,  es algo  que llama la atención a los estudiantes de español, lo primero que  aprendemos en las clases de español  es a presentarnos, y para hacerlo necesitamos usar nuestros apellidos,  en todos los manuales de español aparecen los dos apellidos de los españoles, por eso en esta entrada nos disponemos a contaros  por qué usamos los dos apellidos y cuál es el origen de esta tradición.

Los apellidos españoles poseen particularidades que los diferencian de los apellidos de la mayoría de los extranjeros.

La primera particularidad que resulta muy llamativa para los estudiantes extranjeros es que los españoles tenemos dos apellidos, cuando en la mayoría de las culturas no hispánicas solo tienen uno ¿por qué ocurre esto? En un principio comenzó siendo una costumbre en algunas zonas del país hasta que se extendió y se terminó convirtiendo en una norma al servicio de la identificación y control de los ciudadanos del siglo XIX. Hasta ese momento, la propia persona era libre de escogerlos en el orden que quisiera. El origen de los apellidos españoles procede de la Edad Media, e indicaba el origen de la persona, y esa es la razón por la que muchos de ellos no tengan una procedencia precisamente latina, sino influenciada por las culturas que convivieron con España como la goda o la visigoda, la germánica, la árabe… Esto mismo ocurre con los nombres propios, ya que muchos de ellos no proceden de la evolución del latín. La costumbre de usar dos apellidos primero se hizo notable entre los miembros de la realeza, y después se extendió a todo el pueblo llano.

Los apellidos españoles que terminan en “-ez”, como Rodríguez, López, González, Jiménez… proceden del vasco y se introdujeron en la Edad Media y significa “hijo de”. También es importante destacar que el origen de los apellidos no procede exclusivamente del nombre del padre o de la madre, sino del oficio familiar o de algún lugar (Zapatero, Medina). También es curioso que hay algunos apellidos que hacen referencia en la procedencia social. Así, el apellido Expósito hace referencia a los bebés recién nacidos cuando cuyo origen era desconocido.

Lo cierto es que el uso de dos apellidos en lugar de uno es algo complejo, aunque lo más probable es que su origen se deba a la familia extensa, en la que se reunían distintos grados de parentesco. La teoría más aceptada es que el sistema del doble apellido primero fue una norma entre las familias importantes castellanas y que se extendió al resto de la población en el siglo XVIII. El apellido que destacaba por excelencia solía ser el del padre, si bien había excepciones en las que se usaba el materno, especialmente en Galicia y en Extremadura.

¿Y cuándo la costumbre de usar los apellidos españoles se convirtió en una norma fija?

Pues con altibajos, en el siglo XIX tuvieron lugar una serie de normas dispersas por toda España que instaban a que todo individuo fuera registrado con los dos apellidos, para facilitar su identificación. Esta propuesta surgió en el año 1796 para acoger a las mujeres que quisieran acogerse al Montepío Militar, para el Registro Civil de 1833, sugerido como ventajoso en la elaboración de censos electorales de Barcelona en 1839, aconsejado para las letras de cambio en 1840, ignorado por las normas del Registro Civil de 1841 y posteriormente a los Registros de Penados.

Así hasta el Registro Civil de 1871, que se implantó en toda España y que contribuyó a establecer que todo ciudadano español debía obligatoriamente ser registrado con dos apellidos. Y ya en el Código Civil del año 1889 se contempla el derecho al uso del apellido paterno y materno de los hijos legítimos, extendiéndolo posteriormente a los hijos naturales o a los huérfanos. En la actualidad, es estrictamente obligatorio que los apellidos españoles sean dos, y que el individuo sea registrado automáticamente con ellos al nacer, con preferencia del apellido del padre en primer lugar y del de la madre en segundo lugar, aunque el orden puede variar. Esto es una cualidad propia de los nativos españoles, españoles latinos (a imitación de los españoles nativos), los portugueses y los brasileños, ya que en todas las demás partes del mundo lo habitual es que cuando una mujer se case pierda su apellido y adopte el del marido, y que el hijo o la hija reciba solo el apellido paterno, por lo cual resulta tan extremadamente llamativo para los estudiantes de español el doble apellido de los españoles, aunque también hay casos muy específicos de personas que usan tres o cuatro apellidos, pero son casos muy aislados.

 

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Volver
Interigual